Dr. Alejandro Molina López

Estimados colegas y consocios:

 

      Deseo antes que nada, reconocer la confianza de los Socios Activos de la APM que me favorecieron para ocupar éste Nombramiento que me llena de orgullo y a la vez conllevan un compromiso académico y gremial muy especial.

       Desde la perspectiva de mi trabajo como Psiquiatra dentro y fuera de la APM, me he percatado que la Psiquiatría y la Salud Mental son más importantes que nunca al estar pasando nuestro país por múltiples fenómenos relacionados con la violencia, las adicciones, el suicidio, entre otros muchos. Esto reta al Psiquiatra a tener nuevos compromisos fuera del consultorio y del Hospital Psiquiátrico, para integrarse como docente, consultor y especialmente, líder en participación y programas interdisciplinarios a nivel académico, social, comunitario y laboral. Desafortunadamente  nuestra especialidad continúa estigmatizada en muchos sectores, por lo que es indispensable que el Psiquiatra se haga presente y cambie paulatinamente esas percepciones desfavorables.

          Todos estos cambios no serán posibles sin la participación de nuestros jóvenes. Dicen que los jóvenes no son el futuro sino el presente, y no podría estar más de acuerdo: Tenemos nuevas generaciones de  estudiantes y especialistas con avidez de participar y colaborar en nuestra sociedad. Y considero una prioridad integrarlos a esas responsabilidades. Para ello será necesario facilitar su integración y desarrollo a las actividades y compromisos que tenemos como gremio y sobre todo, como comunidad.

          Es para su servidor  un verdadero Honor no sólo participar en éstos cambios, sino además ser un testigo cercano  en mi actual responsabilidad como Secretario General de nuestra APM. Y es mi mayor deseo que estos cambios no sólo se registren en documentos, sino también que se registren en la historia y la memoria de nuestra sociedad.